LAUDES

  1. Invocación inicial

V: Ven, oh Dios, en mi ayuda.

R: Apresúrate, Señor a socorrerme.

Gloria al Padre, y al Hijo, y el Espíritu Santo,

como era en el principio, ahora y siempre,

por los siglos de los siglos. Amén.

  1. Himno
  1. Danos, Señor, la luz de un nuevo día

y tu misericordia la derrame

sobre los mansos, sobre los pequeños

y los que sufren injustica y hambre.

  • Que por tu amor vivamos más unidos

y que el que sufre, ya no sufra solo.

Da de beber tu sangre en este día

a los que tienen sed de ver tu rosto.

  • Tu claridad avance victoriosa;

no dejes en su noche a nuestras almas.

Que tu luz nos desnude y nos derribe

y nos haga crecer en esperanza.

  • Te lo pedimos, Padre, por tu Hijo

que para iluminarnos se hizo hombre;

por la luz del Espíritu asistidos

todo te lo pedimos en su nombre. Amén.

  1. Antífonas y Salmos

Antífona 1ra

Alaben el nombre del Señor, el único nombre sublime.

SALMO 148

Escuché… una gran multitud que exclamaba: ¡Aleluya! Reina del Señor nuestro Dios, el soberano de todo (Ap 19,6).

1

Alaben al Señor en el cielo, *

alaben al Señor en lo alto;

2          alábenlo, todos sus ángeles,

alábenlo, todos sus ejércitos;

3          alábenlo, sol y luna,

alábenlo, estrellas lucientes;

4          alábenlo, espacios celestes,

y aguas que cuelgan en el cielo.

5          Alaben el nombre del Señor,

porque él lo mandó, y existieron;

6          les dio consistencia perpetua,

y una ley que no pasará.

7          Alaben al Señor en la tierra,

cetáceos y abismos del mar;

8          rayos, granizo, nieve y bruma,

viento huracanado que cumple sus órdenes;

9          montes y todas las sierras,

árboles frutales y cedros;

10        fieras y animales domésticos,

reptiles y pájaros que vuelan.

11        Reyes y pueblos del orbe,

príncipes y jefes del mundo;

12        los jóvenes y también las doncellas,

los viejos junto con los niños.

13        Alaben el nombre del Señor,

el único nombre sublime.

14        Su Majestad sobre el cielo y la tierra;

él renueva el vigor de su pueblo.

Alabanza de todos sus fieles, *

de Israel, su pueblo escogido.

Gloría…

Antífona 1ra

Alaben el nombre del Señor, el único nombre sublime.

Antífona 2da

A ti te suplico, Señor, por la mañana escucharás mi voz.

SALMO 5

No anden preocupados por la vida: a cada día le basta sus disgustos (Mt 6,25.34).

2          Señor, escucha mis palabras,

atiende a mis gemidos,

3          haz caso de mis gritos de socorro,

Rey mío y Dios mío.

A ti te suplico, Señor,

4          por la mañana escucharás mi voz,

por la mañana te expongo mi causa

y me quedo aguardando.

5          Tú no eres un Dios que ame la maldad, *

ni el malvado es tu huésped, / 

ni el arrogante se mantiene en tu presencia.

Detestas a los malhechores,

7          destruyes a los mentirosos;

al hombre sanguinario y traicionero

lo aborrece el Señor.

8          Pero yo, por tu gran bondad,

entraré en tu casa,

me postraré ante tu templo santo,

con toda reverencia.

9          Señor, guíame con tu justicia, /

porque tengo enemigos, *

alláname tu camino.

10        En su boca no hay sinceridad,

su corazón es perverso;

su garganta es un sepulcro abierto,

mientras halagan con la lengua.

11        Castígalos, oh Dios,

que fracasen sus planes;

expúlsalos por sus muchos crímenes,

porque se rebelan contra ti.

12        Que se alegren los que se refugian en ti,

con júbilo eterno;

protégelos, para que se llenen de gozo

los que aman tu nombre:

13        Porque tú, Señor, bendices al justo,

y como un escudo lo cubre tu favor.

Gloria…

Antífona 2da

A ti te suplico, Señor, por la mañana escucharás mi voz.

Antífona 3ra

Sacarán agua con gozo de las fuentes de la salvación.

CÁNTICO DEL ANTIGUO TESTAMENTO: IS 12,1-6

El que tenga sed, que venga a mí, y beba (Jn 7,37).

1          Te doy gracias, Señor,

porque estabas airado contra mí,

pero ha cesado tu ira

y me has consolado.

2          Él es mi Dios y Salvador:

confiaré y no temeré,

porque mi fuerza y mi canto es el Señor,

él fue mi salvación.

3          Y sacarán agua con gozo

de las fuentes de la salvación.

4          Aquel día dirán: *

«Den gracias al Señor, /

invoquen su nombre,

cuenten a los pueblos sus hazañas,

proclamen que su nombre es excelso.

5          Toquen para el Señor, que hizo proezas,

anúncienlas a toda la tierra;

6          griten jubilosos, habitantes de Sión: *

Qué grande es en medio de ti /

el Santo de Israel».

Gloria…

Antífona 3ra

Sacarán agua con gozo de las fuentes de la salvación.

  1. Lectura breve

Del profeta Isaías                                                                              Is 55,6-7

¡Busquen al Señor mientras se deja encontrar, llámenlo mientras está cerca! Que el malvado abandone su camino y el hombre perverso, sus pensamientos; que vuelva al Señor, y él le tendrá compasión, a nuestro Dios, que es generoso en perdonar.

  • Responsorio

V: Yo confieso mi culpa; me aflige mi pecado.

R: Yo confieso mi culpa; me aflige mi pecado.

V: Mi pena no se aparta de mí.

R: Me aflige mi pecado.

V: Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

R: Yo confieso mi culpa; me aflige mi pecado.

  1. Benedictus

Antífona

Les aseguro, desde antes que naciera Abraham, yo existo.

CÁNTICO DE ZACARÍAS (LC 1,68-79)

68        Bendito sea el Señor, Dios de Israel,

porque ha visitado y redimido a su pueblo,

69        suscitándonos una fuerza de salvación

en la casa de David, su siervo;

70        según lo había predicho desde antiguo

por boca de sus santos profetas.

71        Es la salvación que nos libra de nuestros enemigos

y de la mano de todos los que nos odian;

72        realizando la misericordia que tuvo con nuestros padres,

recordando su santa alianza,

73        y el juramento que juró

a nuestro padre Abraham.

74        Para concedernos que, libres de temor,

arrancados de la mano de los enemigos,

75        le sirvamos con santidad y justicia,

en su presencia, todos nuestros días.

76        Y a ti, niño, te llamarán profeta del Altísimo, *

porque irás delante del Señor, /

a preparar sus caminos,

77        anunciando a su pueblo la salvación,

el perdón de sus pecados.

78        Por la entrañable misericordia de nuestro Dios,

nos visitará el sol que nace de lo alto,

79        para iluminar a los que viven en tinieblas

y en sombra de muerte;

para guiar nuestros pasos

por el camino de la paz.

Gloria…

Antífona

Les aseguro, desde antes que naciera Abraham, yo existo.

  1.  

V: Señor, ten piedad

R: Cristo, ten piedad

V: Señor ten piedad

  1.  

Padre Nuestro, que estás en el cielo,

santificado sea tu Nombre;

venga a nosotros tu reino,

hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día;

perdona nuestras ofensas,

como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden,

no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal.

Oración

Imploramos tu misericordia, Señor, y te pedimos que, purificados por la penitencia y por la práctica de las buenas obras, nos mantengamos fieles a tus mandamientos para llegar bien dispuestos a las fiestas de Pascua. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén.

V: Bendigamos al Señor

R: Demos gracias a Dios

OSB

Monasterio Benedictino del Paraguay. Fundada en 1984 por el Monasterio de Santa María de Los Toldos Argentina. Actualmente pertenecemos a la confederación Benedictina de la Santa Cruz del Cono Sur, formado por los monasterios, tanto de monjas y monjes que están en Chile, Argentina, Paraguay y Uruguay.
Cerrar menú