LAUDES (Jueves III de Pascua)

  1. Invocación inicial

V: Ven, oh Dios, en mi ayuda.

R: Apresúrate, Señor a socorrerme.

Gloria al Padre, y al Hijo, y el Espíritu Santo,

como era en el principio, ahora y siempre,

por los siglos de los siglos. Amén. !Aleluya!

1 Himno

La fiesta de la Vida a comenzado!

La Iglesia engalanada hoy anuncia;

el Reino que llegó en Jesucristo,

Señor Resucitado. !Aleluya!

Uniste lo divino con lo humano

Palabra hecha carne por nosotros.

Subiste del Abismo victorioso;

la muerte fue vencida. !Aleluya!

Se alegra todo el mundo renacido

del agua y de la sangre redentora:

bautismo de los hijos en el Hijo.

La vida ya no muere. !Aleluya!

En la fracción del Pan y en el Vino,

la Pascua agradecidos, celebramos;

glorificando al Padre en el Espíritu

por Cristo, nuestro hermano. !Aleluya! Amén.

  1. Antífonas y Salmos

Antífona 1ra

!Aleluya, aleluya, aleluya!

SALMO 46 (47)

Está sentado a la derecha del Padre, y su reino no tendrá fin (Símbolo de la fe).

2          Pueblos todos, aplaudan.

Aclamen a Dios con gritos de júbilo:

3          porque el Señor es sublime y terrible,

emperador de toda la tierra.

4          El nos somete los pueblos

y nos sojuzga las naciones;

5          él nos eligió por heredad suya:

gloria de Jacob, su amado.

6          Dios asciende entre aclamaciones,

el Señor, al son de trompetas:

7          toquen para Dios, toquen,

toquen para nuestro rey, toquen;

8          porque Dios es el rey del mundo:

toquen con maestría.

9          Dios reina sobre las naciones,

Dios se sienta en su trono sagrado:

10        los príncipes de las naciones se reúnen

con el Pueblo del Dios de Abrahán,

porque de Dios son los grandes de la tierra,

y él es excelso.

Gloria…

Antífona 1ra

!Aleluya, aleluya, aleluya!

Antífona 2da

!Aleluya, aleluya, aleluya!

SALMO 75 (76)

Verán al Hijo del Hombre venir sobre las nubes (Mt 24,30).

[2 Dios se manifiesta en Judá,

su fama es grande en Israel;]

3          su tabernáculo está en Jerusalén,

su morada en Sión.

4          Allí quebró los relámpagos del arco,

el escudo, la espada y la guerra.

5          Tú eres deslumbrante, magnífico,

con montones de botín conquistados.

6          Los valientes duermen su sueño,

y a los guerreros no les responden sus brazos.

7          Con un bramido, oh Dios de Jacob,

inmovilizaste carros y caballos.

8          Tú eres terrible; ¿quién resiste frente a ti

al ímpetu de tu ira?

9          Desde el cielo proclamas la sentencia:

la tierra teme sobrecogida,

10        cuando Dios se pone en pie para juzgar,

para salvar a los humildes de la tierra.

11        La cólera humana tendrá que alabarte,

los que sobrevivan al castigo te rodearán.

12        Hagan votos al Señor y cúmplanlos,

y traigan los vasallos tributo al Temible:

13        él deja sin aliento a los príncipes,

y es temible para los reyes del orbe.

Gloría…

Antífona 2da

!Aleluya, aleluya, aleluya!

Antífona 3ra

!Aleluya, aleluya, aleluya!

CÁNTICO DEL ANTIGUO TESTAMENTO: JR 31,10-14

Jesús iba a morir para reunir a los hijos de Dios dispersos (Jn

11 51.52.).

10        Escuchen, pueblos, la palabra del Señor,

anúncienla en las islas remotas:

El que dispersó a Israel lo reunirá,

lo guardará como pastor a su rebaño.

11        Porque el Señor redimió a Jacob,

lo rescató de una mano más fuerte.

12        Vendrán con aclamaciones a la altura de Sión,

afluirán hacia los bienes del Señor

hacia el trigo y el vino y el aceite,

y los rebaños de ovejas y de vacas;

su alma será como un huerto regado

y no volverán a desfallecer.

13        Entonces se alegrará la doncella en la danza,

gozarán los jóvenes y los viejos;

convertiré su tristeza en alegría,

los alegraré y aliviaré sus penas.

14        Alimentaré a los sacerdotes con manjares,

y mi pueblo se saciará de mis bienes.

Gloria…

Antífona 3ra

!Aleluya, aleluya, aleluya!

  1. Lectura breve

De la carta del Apóstol San Pablo a los Romanos Rm 8, 10-11

Si Cristo está en vosotros, aunque vuestro cuerpo haya muerto por causa del pecado, el espíritu tiene vida por la justificación. Y si el Espíritu de aquel que resucitó a Jesús de entre los muertos habita en vosotros, el mismo que resucitó a Cristo Jesús de entre los muertos vivificará también vuestros cuerpos mortales por obra de su Espíritu que habita en vosotros.

  1. Responsorio

V: Lo coronaste de gloria y honor; !aleluya, aleluya!

R: Lo coronaste de gloria y honor; !aleluya, aleluya!

V: Le diste el dominio sobre toda la creación.

R: !aleluya, aleluya!

V: Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

R: Lo coronaste de gloria y honor; !aleluya, aleluya!

  1. Benedictus

Antífona

El que me ama, será fiel a mis palabras, y mi Padre lo amará. !Aleluya!

CÁNTICO DE ZACARÍAS (LC 1,68-79)

68        Bendito sea el Señor, Dios de Israel,

porque ha visitado y redimido a su pueblo,

69        suscitándonos una fuerza de salvación

en la casa de David, su siervo;

70        según lo había predicho desde antiguo

por boca de sus santos profetas.

71        Es la salvación que nos libra de nuestros enemigos

y de la mano de todos los que nos odian;

72        realizando la misericordia que tuvo con nuestros padres,

recordando su santa alianza,

73        y el juramento que juró

a nuestro padre Abraham.

74        Para concedernos que, libres de temor,

arrancados de la mano de los enemigos,

75        le sirvamos con santidad y justicia,

en su presencia, todos nuestros días.

76        Y a ti, niño, te llamarán profeta del Altísimo, *

porque irás delante del Señor, /

a preparar sus caminos,

77        anunciando a su pueblo la salvación,

el perdón de sus pecados.

78        Por la entrañable misericordia de nuestro Dios,

nos visitará el sol que nace de lo alto,

79        para iluminar a los que viven en tinieblas

y en sombra de muerte;

para guiar nuestros pasos

por el camino de la paz.

Gloria…

Antífona

El que me ama, será fiel a mis palabras, y mi Padre lo amará. !Aleluya!

  1.  

V: Señor, ten piedad

R: Cristo, ten piedad

V: Señor ten piedad

  •  

Padre Nuestro, que estás en el cielo,

santificado sea tu Nombre;

venga a nosotros tu reino,

hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día;

perdona nuestras ofensas,

como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden,

no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal.

Oración

Dios todopoderoso y eterno, que en estos días de Pascua nos has revelado más claramente tu amor y nos has permitido conocerlo con más profundidad, concede a quienes has librado de las tinieblas del error adherirse con firmeza a las enseñanzas de tu verdad. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén.

V: Bendigamos al Señor

R: Demos gracias a Dios

OSB

Monasterio Benedictino del Paraguay. Fundada en 1984 por el Monasterio de Santa María de Los Toldos Argentina. Actualmente pertenecemos a la confederación Benedictina de la Santa Cruz del Cono Sur, formado por los monasterios, tanto de monjas y monjes que están en Chile, Argentina, Paraguay y Uruguay.
Cerrar menú